viernes, 9 de mayo de 2008

A MI ABUELA


!Abuela!, nunca te he dicho "te quiero"
pero, no basta con decirlo
sino, sentirlo
!Abuela!, tu has sido para mí
como una madre,
pués mi madre murió
y no la tengo,
pero nunca te he dicho te quiero.
Luchastes y trabajaste,
para verme crecer,
no dormistes por las noches,
para velar mi sueño,
me acariciabas y consolabas,
cuando tenía miedo
en las noches de
tormentas y truenos
me cobijábas en tu lecho,
tus labios me besaban,
tus brazos me abrazaban,
con amor y ternura
pero nunca te he dicho te quiero,
no basta con decirlo
sino, sentirlo
!Abuela! en los días amargos,
ahí estabas callada y sosegada,
y yó lo sabia,
pero nunca te lo dije
Siento algo muy grande y especial por tí,
más que amor,
más que ternura
más que necesidad
es la alegría,
de saber que te tengo junto a mi
pero nunca te he dicho
!Abuela! te quiero,

7 comentarios:

Nacho Epuñan dijo...

piensa amiga mia. Qué no sólo eres tú quien está agradecida de tu abuela por asumir como madre, sino que también hay una gratitud de su parte, por que eres cmo una hija.

Supongo que es más soportable para un hijo perder a un padre, que para un padre perder al hijo.

un abrazo...

gracias por la lección y hacerme recordar que mis abuelos son importantísimos.


Con respecto a mi blog, coincido contigo.

espero me visites y acompañes en mi viaje, y por su puesto, seas una viajera más.

marea@ dijo...

Un beso para ti y otro, con achuchón, para tu abuela..

Qué especiales son, a que sí???...

Deberían permanecer de por vida con nosotros....

Un beso. Marea@

aunqueyonoescriba dijo...

pues que no pase un día más sin que se lo digas... aunque me parece que ya lo sabe...

Carlitos Satan dijo...

Jo, pues para cuando la mia cumpla sus 97 te encargo un poemilla bonito bonito bonito como este.

Eli dijo...

Luna , lunita, pasa por mi casita....
Besos

Anónimo dijo...

!Es estupendo tener una abuela así de ésta manera tan dulce,tan tierna y que más podría decirte tan servicial contigo...ojala pudiera contar los mismo de la mía.


un abrazo

@ngelito dijo...

Yo no tengo abuelos ni abuelas, y la verdad es que solo conocí a dos de mis abuelas. Una murió ante mis ojos cuado yo tenía 15 años. Admito que fue duro presenciar aquello, pero era lo mejor que pudo ocurrirle, ya que a la edad de 94 años, estaba sufriendo mucho, pues la probre no podía moverse a penas de la cama. Realmente era mi bisabuela, una gran persona que siempre lo dió todo por su familia.

Un saludo.